Nuclear White lleva desde 1995 ofreciendo una tinta blanca de altísima calidad, un blanco sólido, fácil de meter, con un cicatrizado excelente y que mantiene mucho su tonalidad una vez pasados los meses. A su gama se le suman dos excelentes productos, los diluyentes Aquarella shadow y power ink forman esta gama de productos que te ayudará muchísimo en el día a día de tus tatuajes, teniendo en cuenta que el blanco es quizás el pigmento más complicado a la hora de cicatrizar y el que más se resiente al paso del tiempo, os recomiendo sin duda probar este producto.